Por el derecho a un territorio igualitario

Un proyecto de formación ciudadana empodera a mujeres lideresas en barrios de México y Chile a través de la planificación urbana

Crédito fotografía: Observatorio CITé

Trabajar con la diferencia es uno de los objetivos principales de Travesías, el programa de intercambio y movilidad juvenil impulsado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ). Objetivo que también comparten Observatorio CITé y Laboratorio Ciudadano A.C., las agrupaciones detrás de ”Ludens Territorial”; un proyecto que, desde Chile y México, busca impulsar la construcción de un espacio de formación ciudadana en planificación territorial y urbana dirigido a mujeres.

El enfoque en el urbanismo de género y la lucha contra el deterioro de sus barriosson dos de los motivos que han llevado a estos colectivos a colaborar. Y es que el liderazgo comunitario y la gestión urbana no son tarea nueva para ellos. Ambos llevan años trabajando con jóvenes en sus comunidades, actuando como facilitadores para el aprendizaje conjunto y la visibilidad del valor cultural, patrimonial y político de los territorios que habitan. Es por esto que, cuando surgió la oportunidad de combinar su trabajo y llevarlo a Santiago de Chile y Tuxtla Gutiérrez (México), no lo pensaron dos veces.

En esta ocasión, las mujeres serán las protagonistas y principales destinatarias de un proyecto que viajará a ambas ciudades en los meses de mayo y junio.

La primera fase se cubrió en Santiago del 16 al 29 de mayo, realizando diferentes actividades enlazadas al tema de género y planificación Urbana, gracias a alianzas con el Instituto de Geografía y el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con la Universidad Abierta de Recoleta, con la Junta vecinal de la Villa Tupac Amaru y con organizaciones civiles locales como Ciudad Feminista y Vértice. En estas actividades se expusieron situaciones de ambas ciudades, compartiendo -desde diversas experiencias- las condiciones y similitudes que guardan ambas, e incluso con otras ciudades de Latinoamérica.

Ludens Territorial” también mantendrá incidencia en uno de los actuales proyectos que Observatorio CITé está desarrollando en la Villa Tupac Amaru: la investigación denominada “Patrimonio Oculto de la Villa Tupac Amaru”, en la comuna de Recoleta; y en su marco se realizó un encuentro patrimonial, con motivo del día del Patrimonio nacional, que reunió a 40 personas de todas las edades para compartir información valiosa sobre la Villa, reconocer su Patrimonio y la importancia que este guarda tanto para sus propios vecinos, como para la historia urbana de Santiago. En la primera etapa del proyecto en Chile participaron alrededor de 150 personas, lográndose una siembra consciente y firme sobre la importancia de la participación ciudadana con perspectiva de género como eje transversal para la planificación urbana.

En la segunda fase del proyecto, a realizarse en Tuxtla Gutiérrez del 10 al 23 de junio, se realizarán intervenciones en el céntrico barrio de San Roque, con la participación de su junta vecinal, sus lideresas, y lideresas de otros barrios como Santo Domingo, San Francisco, Niño de Atocha o la colonia Cerro Hueco, así como con la colaboración de organizaciones aliadas: Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Caleidoscopio Galería Taller, Bicimovilízate, Colectiva Hechiceras y la colaboración de artistas invitadas/os, entre otras. Dentro de este periodo se contemplan presentaciones y actividades relacionadas al trabajo de participación ciudadana de Observatorio CITÉ, así como de organizaciones locales que trabajan con grupos de mujeres, para aprender sobre sus modos de organización y sus incidencias en los territorios que habitan.

Nuestro proyecto reivindica el papel de la mujer en los procesos de planificación y gestión urbana de los territorios”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Unos procesos de los que, sorprendentemente, son casi siempre excluidas, por lo que resulta fundamental recordarles su derecho al territorio y entregarles herramientas para convertirlas en actores del cambio en sus propias comunidades.”

Ambas ciudades cuentan con edificaciones de un altísimo valor patrimonial, cuya identidad y sostenibilidad se está viendo amenaza por los rápidos cambios urbanos y sociales que afectan a su potencial de desarrollo. De ahí la necesidad de crear nuevas condiciones de bienestar común, basadas en el desarrollo y la inclusión, de las que las mujeres puedan ser también protagonistas. El fin no es otro que contribuir a que éstas conozcan mejor el territorio que habitan, impulsando así su participación activa en los procesos de recuperación patrimonial y regeneración urbana y social.

Nuestro proyecto reivindica el papel de la mujer en los procesos de planificación y gestión urbana de los territorios”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Unos procesos de los que, sorprendentemente, son casi siempre excluidas, por lo que resulta fundamental recordarles su derecho al territorio y entregarles herramientas para convertirlas en actores del cambio en sus propias comunidades.”

Mediante los talleres y recorridos barriales programados, estas lideresas no solo aprenderán a intervenir sus propios territorios, sino también a mapear los procesos vecinales que se dan en él, elaborando una cartografía digital colaborativa que servirá como archivo de las experiencias registradas en ambos territorios y será permanentemente actualizada.

“LUDENS Territorial”  es solo uno de los siete proyectos apoyados por el OIJ para su movilidad regional durante este año 2019 en el marco del programa Travesías, que movilizará a 14 colectivos de jóvenes en 8 países iberoamericanos para que implementen sus proyectos culturales de intercambio.Travesías nació en 2017 y hasta el momento ha contado con la participación de casi 700 colectivos de jóvenes de toda Iberoamérica. Los colectivos participantes se benefician no solo de un programa formativo en innovación cultural online y gratuito, sino también de la oportunidad de que, como en estos siete casos, sus proyectos puedan ser implementados en otros países de Iberoamérica.

Crédito fotografía: Observatorio CITé

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; nvernalh@observatoriocite.cl; labciudadano@gmail.com

Resiliencia poética

Slams de poesía en Perú y México para romper con los estereotipos de género.

«Escucha activa, propuesta y acción colectiva». Esta es la filosofía detrás de “Resiliencia poética”, uno de los siete proyectos seleccionados durante la última edición de Travesías. El programa, impulsado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica, se encarga de formar, movilizar y difundir el trabajo con impacto social que realizan todo tipo de colectivos juveniles dentro de la región iberoamericana. “Resiliencia poética” es el tercero de los proyectos de intercambio cultural entre dos países en pasar a la fase de movilidad internacional del programa, y ya está dando mucho de qué hablar.

La poesía, el reciclaje de mobiliario urbano y la violencia de género no suelen ir de la mano, pero las agrupaciones Biciteca y Libertad en Voz Alta han decidido aliarse para cambiar esta realidad. Durante los meses de mayo y junio, su proyecto colaborativo, liderado por dos mujeres jóvenes, se encargará de enseñarles a comunidades en Chimbote (Perú) y Ciudad de México a apropiarse de espacios públicos como calles, plazas, mercados o barrios enteros, para generar una transformación social en sus territorios. Para lograrlo, utilizarán materiales desechados, como pallets, cajas de fruta o madera en desuso, con los que construirán escenarios donde los combates de poesía sean su herramienta de cambio.

De forma previa a estos combates, Biciteca y Libertad en Voz Alta  llevarán a cabo talleres de concientización basados en técnicas narrativas corporales, en los que tratarán conceptos como el racismo, la masculinidad y los feminicidios. También aprovecharán recortes de noticias para analizar el lenguaje que se utiliza en ellos de forma cotidiana. Los participantes podrán explorar así el papel que los medios de comunicación tienen en la normalización de la violencia de género, los comportamientos no inclusivos y la discriminación.

Todos estos procesos de trabajo ciudadano se verán finalmente reflejados en sesiones de poetry slam; combates de poesía, inspirados en el boxeo, en los que los participantes recitan de manera dramatizada mientras que el público actúa como jurado.

La idea es formular un diálogo sano y autocrítico entre hombres y mujeres, basado en la improvisación poética y la escucha activa, en los que cada participante pueda dar voz a sus experiencias relacionadas con los estereotipos y la violencia de género.

Resiliencias poéticas” es solo una de las siete propuestas seleccionadas por el programa Travesías de OIJ para su movilidad regional durante este año 2019. Entre las seis iniciativas restantes se encuentran proyectos culturales que, desde el liderazgo juvenil, potencian el desarrollo local y comunitario desde áreas tan diversas como la recuperación de saberes ancestrales, el audiovisual, la protección del medioambiente, la planificación urbana o la acción socioambiental.

Las inscripciones a Travesías siguen abiertas a la participación de cualquier colectivo juvenil de Iberoamérica interesado en formarse gratuitamente y desarrollar proyectos con impacto social en colaboración con jóvenes de otros países.

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; azurluana313@gmail.com; mimi.yohualli@gmail.com     

Tecnología al servicio del rescate socioambiental.

Jóvenes de Bogotá y Ciudad de México se alían para crear una plataforma digital colaborativa que les permitirá luchar contra la degradación de sus territorios.

Utilizar los nuevos sistemas de georreferenciación para visibilizar problemáticas socioambientales y enseñar a los jóvenes cómo pueden solucionarlas con acciones lideradas desde sus propias comunidades. Éste es el objetivo fundamental que se han marcado los jóvenes colombo-mexicanos impulsores del proyecto tecnológico colaborativo Espacios de acción cultural en torno a situaciones socio-ecológicas locales

El proyecto, apoyado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ) en el marco de su programa Travesías, busca convertir a jóvenes de Bogotá y Ciudad de México en constructores de relatos críticos sobre los territorios que habitan. El objetivo no es otro que estimular la generación de miradas y prácticas colaborativas capaces de transformar y preservar dos de sus entornos naturales próximos más sensibles: Sopó (Colombia) y Xochimilco (México).

Sopó es un municipio de gran atractivo natural, ubicado a menos de 40 km de Bogotá. Una de las joyas ecológicas del departamento de Cundinamarca cuyo ecosistema y recursos naturales deben ser preservados. Precisamente con este fin, la Corporación Ambiental Cause (fundada por jóvenes pertenecientes al Colectivo Estudiantil de Responsabilidad Socioecológica CERES de la Universidad Nacional de Colombia) viene desarrollando diversos proyectos de educación ambiental con el Municipio de Sopó, que han permitido la concienciación y el mejoramiento de sus condiciones ambientales en los últimos años.

Lo mismo sucede en el caso de Xochimilco, delegación del sur de la Ciudad de México declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1987 por su excepcional valor ecológico, cultural e histórico. Su zona lacustre es internacionalmente conocida gracias a las chinampas, un antiguo sistema de agricultura de humedal, creado por los aztecas, que ha conformado una red de canales de agua actualmente surcados por coloridas barcas denominadas trajineras. Paradójicamente, estos atractivos la han convertido en una zona vulnerable. Su gran auge turístico y el desarrollo urbano suponen una amenaza para sus humedales, que corren el riesgo de desaparecer. Para evitarlo, los jóvenes del colectivo México Sostenible se han aliado con la Corporación Ambiental Cause en este proyecto, que busca poner la tecnología al servicio de la preservación del medioambiente. 

El proyecto será implementado inicialmente en Sopó (Colombia), para viajar después a Xochimilco. Durante el mes de mayo se dictarán en ambas localidades talleres formativos teórico prácticos sobre reconocimiento del territorio y detección de problemáticas socioambientales, técnicas de registro fotográfico-escrito y manejo de sistemas de georreferenciación de uso libre, a través de una plataforma digital de mapeo colaborativo expresamente creada para el proyecto. El resultado será un gran mapeo socioambiental que, partiendo de estos dos contextos locales concretos, tiene vocación global y el potencial de extenderse a otros territorios de toda Iberoamérica.

“Buscamos transmitir a los jóvenes participantes la importancia de saber identificar las amenazas socioambientales que afectan a sus territorios, convirtiéndolos en agentes de cambio que sepan liderar actividades sostenibles y autogestionadas, adaptadas a las tecnologías actuales y orientadas a incrementar el bienestar comunitario”, explican los colectivos impulsores del proyecto.

El proyecto culminará con la socialización de los resultados obtenidos a través de una gran instalación artístico-fotográfica realizada en ambas localidades. Concretamente, se desplegará un gran croquis del mapa sobre la calle, que trasladará el mapeo ambiental realizado a una plaza pública de cada localidad, con el fin de darlo a conocer entre toda la ciudadanía.

“Espacios de acción cultural” es solo uno de los siete proyectos apoyados por el OIJ para su movilidad regional durante este año 2019 en el marco de su programa Travesías. Este programa permitirá que 14 colectivos de jóvenes (de los que 4 son colectivos colombianos y otros 4 mexicanos) implementen este año sus proyectos culturales de intercambio en 8 países iberoamericanos distintos.

Imagen: Corporación Ambiental Cause.

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; roxana@mexicosostenible.org.mx; direccion@corpocause.org

Microsoft, en colaboración con la STPS, el IMJUVE y el OIJ, capacitará a más de 40 mil jóvenes mexicanos para facilitarles su incorporación a la vida laboral

Jóvenes que forman parte del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” recibirán alfabetización digital, capacitación en herramientas de productividad y trabajo colaborativo, así como nociones básicas de programación

Ciudad de México, febrero 14 de 2019.- Hoy, Microsoft México firmó un Convenio de Colaboración con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (“STPS”), el Instituto Mexicano de la Juventud (“IMJUVE”) y el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (“OIJ”), para capacitar, en primer lugar, a capacitadores del IMJUVE, a través del proyecto “Laboratorio de habilidades en competencias digitales”, quienes, a su vez, extenderán el conocimiento a más de 40,000 jóvenes, que forman parte del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, en una primera etapa.

El anuncio se realizó tras una reunión entre el CEO de Microsoft, Satya Nadella; la Secretaría del Trabajo, Luisa Alcalde; el Director General del IMJUVE, Guillermo Santiago, y Max Trejo, Secretario General del OIJ.

“A medida que los avances en tecnología van transformando cada aspecto de nuestras vidas y sociedad, tenemos la responsabilidad de asegurar que los beneficios de ese progreso alcancen a todos”, dijo Satya Nadella, CEO de Microsoft. “Junto con nuestros aliados, estamos enfocados en proporcionar a los jóvenes de México acceso a una educación en ciencias de la computación que contribuya a prepararlos para los empleos del futuro y prosperar en un mundo cada vez más digital”.

Desde la alfabetización digital básica hasta la informática avanzada, son las habilidades digitales que frecuentemente están fuera del alcance de los jóvenes que más las necesitan. Como parte del Convenio que hoy se firma, Microsoft aportará recursos metodológicos y técnicos para dar a los jóvenes acceso a las tecnologías de la información, con el fin de apoyar su educación y productividad. El plan de estudios de este Convenio contempla temas de alfabetización digital, así como aprendizaje de herramientas de productividad y trabajo colaborativo. Se incluye también capacitación en programación básica, habilidad con creciente demanda en el mercado laboral mexicano.

“La firma de este convenio refuerza nuestro compromiso de mantener a las juventudes de México en el centro. Contrario a lo que se ha dicho mucho tiempo, las y los jóvenes de este país no somos el futuro, sino el presente. Así, con el apoyo de nuestros aliados, seguimos impulsando acciones para el desarrollo y para que nunca se nos niegue la oportunidad de tener una vida plena y feliz”, dijo Guillermo Rafael Santiago Rodriguez, director general del IMJUVE.

La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, dijo que este convenio es muy importante porque “es una posibilidad para darles las herramientas necesarias que están requiriendo las industrias y los sectores productivos, qué mejor que las propias empresas para capacitar a estos jóvenes en lo que están necesitando y si a eso le adherimos habilidades tecnológicas y digitales, es realmente un programa de inclusión que les va a abrir muchas puertas, una posibilidad de futuro”.

«Este es un día importante para México y la participación e inclusión digital de sus jóvenes. Estamos sumando la capacidad de Microsoft, la experiencia del gobierno mexicano y la fuerza de la Alianza Internacional de Cooperación en Juventud para impulsar a las personas jóvenes como verdaderas protagonistas de la cuarta revolución industrial. Jóvenes Construyendo el Futuro representa una oportunidad única para el país, que, a buen seguro, se va a convertir en una referencia emblemática para toda la región”, finalizó Max Trejo, Secretario General.


Acerca de Microsoft

Microsoft (Nasdaq “MSFT” @microsoft) impulsa la transformación digital en la era de la nube inteligente y el borde inteligente. Su misión es permitir lograr más a todas las personas y empresas del planeta.

Contacto de prensa:

Microsoft                                            

Tere Rodriguez  Edelman México teresar@microsoft.com                                microsoftMexico@edelman.com  
5267 2323                    55 5350 1500

                          

Español de España: la controversia sobre los subtítulos de Roma

«Es parroquial, ignorante y ofensivo para los propios españoles. Algo de lo que más disfruto es del color y la textura de otros acentos. Es como si Almodóvar necesitara ser subtitulado». Así se manifestó el director de cine mexicano Alfonso Cuarón a El País sobre el polémico cambio de subtítulos de su filme Roma (2018) en el mercado español.

La controversia salió a la luz después de que Netflix y los cines Verdi proyectaron versiones de la película con subtítulos que se ajustaban a la versión del idioma utilizado en la península ibérica: ustedes por vosotros, mamá por madre, enojarse por enfadarse, etc.

Imagen de
@oscarcurros

La controversia salió a la luz después de que Netflix y los cines Verdi proyectaron versiones de la película con subtítulos que se ajustaban a la versión del idioma utilizado en la península ibérica: ustedes por vosotros, mamá por madre, enojarse por enfadarse, etc.

Tras el surgimiento del debate, Netflix retiró abruptamente los subtítulos en español peninsular y solo ha dejado la versión latinoamericana.

Las reacciones no se han hecho esperar por parte de los cinéfilos y el público en general, muchos en contra y otros a favor.

Pero, tal vez esta disputa se va a apaciguar con el pronunciamiento de la RAE frente a la controversia. El filólogo Pedro Álvarez de Miranda, representante de la mencionada institución, declaró a el diario El Español lo siguiente: «Cuando uno va al cine a ver una película mexicana, española o argentina no espera encontrar subtítulos, porque no son necesarios. Roma tiene algunas partes en mexica, una lengua indígena, y esas partes sí hay que traducirlas, pero la parte que está en español no necesita en absoluto traducción».

Saldando deudas con las y los jóvenes iberoamericanos

07/09/2018.- Acapulco, México.

La sociedad iberoamericana arrastra una serie de deudas pendientes con las y los jóvenes. En la región, la pobreza ha pasado del 27% en 2012 al 31% en 2016. El 40% de los que no tienen empleo en la región son jóvenes.  Adicionalmente, 4 de cada 5 embarazos adolescentes no son planeados. Sólo el 34% de los jóvenes pobres termina la educación media superior… En la XIX Conferencia Iberoamericana de Ministros de Juventud, organizada por OIJ, se quiere dar un paso más para saldar esas deudas.

Y es que la implementación del Pacto Iberoamericano de Juventud está suponiendo un cambio de tercio en ese sentido. A través de su articulación, se han conseguido más de trece millones de beneficiarios en las áreas de prevención de violencia y cultura de la paz, salud, sostenibilidad medioambiental, inclusión social y no discriminación,  igualdad de género o empleo y emprendimiento. Durante la Conferencia se evaluarán sus avances, pero, sobre todo, se profundizará en la búsqueda de acciones que permitan a las y los jóvenes tomar las riendas de sus vidas. “Queremos saldar nuestras deudas pendientes con las y los jóvenes de nuestra región. Actuemos en Alianza y pasemos de la competición a la colaboración parar posicionar a las y los jóvenes como protagonistas de la transformación”, afirma Max Trejo, Secretario General de OIJ.

De esta voluntad surge la propuesta de la estrategia Pacto 2030, con la que se pretende conectar el gran acuerdo regional con los objetivos y acciones globales de la Agenda 2030. De esta forma, se responde al llamado de la XXVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno a lograr “una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible”.


Sobre el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica

Sobre el Pacto Juventud

Sobre la Alianza Internacional de Cooperación en Juventud


Contacto:

Iván Sánchez López

isanchez@oij.org

www.oij.org         www.juventud.org      #PactoJuventud

XIX Conferencia Iberoamericana de Ministros y Responsables de Juventud

La XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, realizada en Cartagena de Indias, Colombia, en octubre de 2016, aprobó el Pacto Iberoamericano de Juventud, materializando así un gran compromiso político que, a través de 24 acuerdos construidos participativamente, responde a las demandas de las personas jóvenes y les posiciona en el centro de la agenda pública. Para su efectiva implementación, el Pacto insta a todos los actores -políticos, sociales, culturales y económicos- a conformar una Alianza, con el fin de mejorar la articulación intersectorial e intergubernamental, orientar la inversión y alinear agendas en pro de garantizar el desarrollo integral y la protección de los derechos de las juventudes de la región.

Como responsable de su articulación política y coordinación técnica, el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), en colaboración con los organismos oficiales de juventud (OOJ) de los países, ha puesto en marcha una estrategia de implementación del Pacto Juventud gracias a la cual, a la fecha, 13 países han homologado sus políticas y programas en juventud.

De esta manera, hasta la fecha, gracias al proceso de implementación del pacto y el trabajo conjunto totalizan una cifra cercana a los 13 millones de beneficios entregados en el marco del Pacto; este Organismo Internacional, de la mano con otros actores estratégicos, ha llegado directamente a más de 40.000 jóvenes a lo largo de la región; y se han vinculado cerca de 100 actores en la Alianza Internacional de Cooperación en Juventud.

Estos dos años de trabajo permanente, en el marco del Pacto Juventud, así como la actual situación de las juventudes iberoamericanas -de avances y retrocesos- y los enormes esfuerzos desplegados por los gobiernos para atenderla, muestran la importancia de conectar este gran acuerdo regional con los objetivos y acciones globales de la Agenda 2030, a través de la estrategia

Pacto 2030. Se trata, en este sentido, de fortalecer estrategias de cooperación que posicionen a las juventudes en el centro del desarrollo sostenible, siguiendo el llamado a la colaboración que hace la Agenda 2030 e impulsando la Alianza Internacional de Cooperación en Juventud que viene liderando OIJ desde la aprobación del Pacto.

Por lo anterior, el objetivo de esta Conferencia de Ministros de Juventud es recorrer el camino andado en la implementación del Pacto Juventud y acordar las líneas generales de la estrategia Pacto 2030, aprovechando el llamado de la XXVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno a lograr “una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible”, a través de una cooperación alineada con la Agenda 2030.

Puedes seguir toda la actualidad a través de nuestras Redes Sociales: Twitter, Facebook, e Instagram.

Capacita IMJUVE a colectivos juveniles para la puesta en marcha de proyectos sociales

  • En este ejercicio se apoyaron un total de 126 proyectos que tienen incidencia en comunidades juveniles de 24 entidades del país.

La necesidad de sumar esfuerzos para fortalecer la interlocución entre gobierno y sociedad, así como de impulsar los mecanismos para que los jóvenes participen en los asuntos públicos; son algunos de los factores que llevaron al Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) a realizar la “Capacitación Nacional Projuventudes 2018”.

Este, es un espacio para que las y los representantes de los colectivos beneficiados de la categoría “Apoyo a Proyectos Sociales de Colectivos Juveniles” interactúen, intercambien experiencias, lleguen a puntos de acuerdo y reciban información pertinente para que desarrollen nuevos proyectos de innovación social en el país.

Así fue como lo informó al inaugurar el acto el director general del Imjuve, Maximo Quintana Haddad, quien agregó que las y los participantes de este encuentro, son jóvenes comprometidos con la construcción de un México más próspero y de una agenda que permita que al desarrollo sostenible llegue a cada rincón del país.

Por ello, detalló, es que se realiza esta capacitación como parte de una convocatoria única en su tipo en la Administración Pública Federal (APF), pues sólo a través de ésta es como los colectivos sin constitución legal puedan acceder a los apoyos económicos y a la capacitación técnica para poner en marcha sus proyectos.

“Es un esfuerzo por completar la rectoría de la política pública de juventud, por generar un esfuerzo transversal que pase desde lo federal hasta lo local a través del cual se les empodere con las herramientas necesarias para que cada proyecto que encabezan pueda tener una mayor penetración en su población objetivo”, dijo.

Al respecto, destacó el funcionario federal que, durante el presente ejercicio, se apoyaron un total de 126 proyectos que tienen incidencia en comunidades juveniles de 24 entidades federativas del país; sin embargo, destacó, más del 50% de éstos se desarrollarán en los estados de Oaxaca, Puebla, Michoacán, Chiapas y Guerrero.

“Las cifras demuestran que las juventudes mexicanas tienen el ánimo de construir un mejor país planteando respuestas estratégicas desde la visión responsable y cohesionada de la sociedad, buscando superar las diferentes batallas en materia de pobreza, hambre y rezago educativo, por mencionar algunas”, puntualizó.

Por su parte, el director de Información y Análisis Institucional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Javier Ortiz Moreno, señaló que con este espacio se ha creado una sinergia que rompe paradigmas en la forma de diseñar las políticas y en la participación de los jóvenes como actores sociales imprescindibles de éstas.

“En este escenario, vale la pena señalar que existen diferentes experiencias en las que los tres órdenes de gobierno implementan programas de carácter social a los que la población objetivo no puede acceder por desconocimiento de las regalas de operación o porque los requisitos los vuelven inaccesibles para ellos”, enfatizó.

De tal forma es que hoy, subrayó, resulta muy valioso destacar que a través de la convocatoria de “Apoyo a Proyectos Sociales de Colectivos Juveniles”, se han flexibilizado los requisitos para los colectivos, ya que no se encuentran sujetos a la obligatoriedad de estar constituidas legalmente y ese es un gran paso.

“Lo es porque, por un lado, refleja en su dinamismo la empatía que tiene con su población objetivo, la juventud; por el otro, porque cambia la visión adultocéntrica de las políticas públicas, pues se caracteriza por ser un espacio para la expresión plural de este sector de población tan importante para el desarrollo”, expuso.

OIJTravesias: visiones jóvenes como revulsivo para la transformación social

Jóvenes cineastas de Ciudad de México y Colón luchan contra la violencia por medio del séptimo arte.

El programa OIJTravesías, promovido por OIJ (Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica), ha permitido que jóvenes de Ciudad de México y Colón trabajen juntos en el desarrollo de un proyecto cultural que busca prevenir la violencia y fomentar la paz a través del cine.

Con este fin, el proyecto “Construyendo la Paz a través del Cine”, promovido por el colectivo juvenil panameño Contra-Peso y el colectivo mexicano Efecto Valores tratará de promover la transformación social en colonias con alta incidencia de violencia y delincuencia de las ciudades de Colón y Ciudad de México, respectivamente, vinculando en su realización a jóvenes que habitan en ambas ciudades por medio del séptimo arte.

El proyecto ha comenzado ya su ejecución en la ciudad de Colón con algunas actividades previas, como la realización de un taller de Cine Documental sobre Juventud, Paz y Seguridad en el Centro Regional Universitario, gracias al apoyo de AES Panamá.

Además, entre los próximos días 14 y 28 de abril, integrantes de la fundación mexicana Efecto Valores dictarán un taller audiovisual a los jóvenes de la provincia caribeña, cuyos resultados se presentarán en Colón el día 26 de abril, para comenzar luego una segunda fase de ejecución en las colonias Desarrollo Urbano Quetzalcóatl y Santa Cruz Meyehualco, en Iztapalapa, Ciudad de México.

Este intercambio entre ambos países culminará en la realización de dos cortos documentales sobre el tema de la seguridad y la paz, en el que los jóvenes participantes de ambas regiones mostrarán sus particulares visiones sobre esta temática.

Con todo ello se busca no solo visibilizar estas realidades, sino también disminuir el estigma del que son víctimas niñas/os, adolescentes y jóvenes que habitan en dichas zonas, a través de una estrategia de prevención que utiliza como herramientas de transformación la participación ciudadana, el trabajo colaborativo, la formación y el cine.

“Nos interesa reconocer la exclusión social, la desigualdad y el nivel de vulnerabilidad que caracteriza a estas poblaciones, generando espacios de diálogo crítico protagonizados por los propios jóvenes, de los que derivarán productos audiovisuales que ayuden a fortalecer sus identidades y a romper los estereotipos a los que se enfrentan”, comenta Abel Aronátegui, representante del colectivo colonense Contra-Peso.

“El principal factor diferenciador de nuestra dinámica de trabajo es que involucramos a los jóvenes en todo el proceso creativo, como parte del grupo realizador, como personajes y como espectadores de un cortometraje que habla de sus realidades”.

 Juventudes panameñas liderando la activación de la cultura local en Iberoamérica

El proyecto “Construyendo la Paz a través del Cine” es solo uno de los siete proyectos seleccionados en la primera edición de Travesías, programa cultural de intercambio y movilidad juvenil del OIJ para Iberoamérica.

En esta convocatoria también se han escogido otros 6 proyectos conjuntos realizados entre jóvenes de países como España, Brasil, Colombia, Perú y Costa Rica, liderados por 14 colectivos culturales que están siendo movilizados, hasta el próximo mes de julio, en una docena de localidades de toda Iberoamérica, con el apoyo del OIJ.

Algunos de ellos se han ejecutado ya en ciudades como Lima, São Paulo, San José (Costa Rica), Mérida (México), Huancayo (Perú) o Sevilla (España), y otros comenzarán sus actividades en las próximas semanas en Medellín, Bucaramanga (Colombia), Chilpancingo de los Bravo (México) y Madrid (España).

“El objetivo es crear un ecosistema cultural en torno a estos proyectos que permita fortalecer las iniciativas y procesos culturales impulsados por jóvenes, visibilizando el importante trabajo que están realizando con sus propias comunidades en toda la región, siendo sus propios proyectos el mejor altavoz para lograrlo”, comentan los organizadores del programa.

Actualmente forman parte de la comunidad de OIJTravesías más de 500 colectivos culturales juveniles de toda Iberoamérica. La convocatoria para la segunda edición del programa se encuentra abierta a la inscripción de nuevos colectivos, que pueden participar contactando con cultura@oij.org o accediendo al portal: juventud.org/proyectos/nuevas-culturas/travesias/

 

OIJTravesías, con el apoyo de:

 

 

Contactos OIJ:

Comunicación OIJ (Iván Sánchez): isanchez@oij.org

OIJTravesías (Antonio Vázquez): cultura@oij.org