“End of the month, end of the world”

El 20 y 21 de mayo pasados se celebró en París el Foro de OCDE “World in eMotion” en torno a una apuesta central: la creación de un progreso más inclusivo, sostenible y dignificante donde las políticas se encuentren con las emociones y los sueños de la gente.

En este marco, tuvo lugar la sesión “End of the month, end of the world”, en la que diferentes actores conversaron sobre la urgencia de hacer una transición ecológica rápida y efectiva para sobrevivir. Algunos puntos para resaltar de este encuentro son los siguientes:

  • Uno de los principales desafíos que enfrentan las generaciones actuales es transformar el actual sistema y orden de las cosas drásticamente. En relación con el cambio climático, la población reclama acciones más rápidas y decididas, mientras vemos que sus impactos son reales y no hacen distinción entre países ricos y pobres.
  • El problema no es necesariamente la ausencia de políticas, de hecho, algunas están siendo efectivas. Pero se necesitan ser más rápidos y efectivos y, sobre todo, trabajar tanto a nivel interno de los países como en una cadena global.
  • En un contexto de incertidumbre económica, las clases medias van perdiendo la capacidad de movilidad social que alguna vez se les prometió. Esto, que está vinculado con una cada vez mayor flexibilidad laboral, la irregularidad en los ingresos y la dificultad de mejorar la calidad de vida hacen de la justicia una prioridad y no el medio ambiente.
  • Uno de los asuntos más graves es que en el proceso muchos están siendo dejados atrás (como la clase media trabajadora). Por otro lado, es fundamental reconocer que las élites políticas y económicas no pueden seguir ajenas al problema.
  • Lo anterior muestra que para lograr una transición verde debe haber también una transición justa. Lo cual implica, entre otras cosas, retomar sistemas de bienestar que den seguridad a la gente, que cambien su pesimismo por optimismo, que les hagan creen que el cambio es posible y que por ello vale la pena hacer algunos sacrificios.
  • Y esto implica generar otra forma de política. Evitar la polarización y superar las mutuas desconfianzas porque la solución del problema no la tiene un solo actor o sector y porque entre todos debemos buscar la solución.
  • La transición es costosa económicamente y necesita una alta financiación para invertir en innovación, para introducir otras tecnologías en el ciclo de producción, para formar otras habilidades, para generar las coberturas sociales que requiere y demanda la gente.
  • Dado esto, uno de los planteamientos de fondo es la necesidad de garantizar mayores ingresos a la clase media para que los gobiernos puedan recolectar un “impuesto verde”, así como asegurar sus necesidades de salud, vivienda y educación para liberarlas de la presión económica.  
  • Dado el costo político que esto supone para los gobiernos y, en consecuencia, la dificultad de que tomen medidas en este camino se hace también necesario empujar la financiación de la transición por parte de otros actores y, especialmente, de las élites económicas.
  • Hablamos acá también de un asunto cultural, de un pesimismo profundo frente a una economía que parece no ser predecible ni generadora de bienestar y frente a gobiernos e instituciones que no se cree vayan a actuar de forma efectiva y sin dejar por fuera a la gente común.
  • Por ello, se necesita también una comunicación apropiada que genere empatía y presente soluciones, tanto como una transformación social y económica que permita a las personas sentirse confiadas y cómodas.

Porque tres de los grandes retos que se expusieron en esta conversación tienen que ver con lograr que todos estemos de acuerdo en que el cambio climático es real y es un gran problema; con que estemos dispuestos a hacer algunos cambios y sacrificios para solucionarlo; y en restablecer la confianza en que los gobiernos actuarán de forma efectiva y justa.

Para más información:

http://www.oecd.org/forum/home/
http://www.oecd.org/forum/programme/#!142043

LA SOSTENIBILIDAD: EN EL TOP DE LOS RIESGOS GLOBALES

El Informe Global de Riesgos 2019, recientemente publicado por el Foro Económico Mundial, presenta los resultados de la última Encuesta de Percepción de Riesgos Globales en la que participaron cerca de 1000 decisores del sector público, la academia, la sociedad civil y el sector privado. El clima extremo y el fracaso de las políticas contra el cambio climático se posicionan como dos de las amenazas más graves para los próximos 10 años.  

Algunos llamados de atención en este sentido son: 

  • Si no logramos reducciones significativas en las emisiones de carbono, el promedio de la temperatura global podría estar 5 grados centígrados más arriba al final del siglo.  
  • La abundancia de especies ha caído un 60% desde 1970, lo cual implica una pérdida acelerada de la biodiversidad con efectos en la productividad, el bienestar, la salud y el desarrollo socioeconómico. 
  • En un círculo vicioso, el cambio climático incide en la pérdida de biodiversidad y, a la vez, la mayoría de los ecosistemas afectados, como los océanos y los bosques, son claves en la absorción de emisiones de carbono.  
  • La malnutrición por micronutrientes afecta a cerca de 2 billones de personas y suele estar asociada a la falta de comida de calidad y variada. En 2017, los desastres relacionados con el cambio climático generaron inseguridad alimentaria para 39 millones de personas en 23 países.  
  • La mitad de las calorías vegetales que consume el mundo provienen del arroz, el maíz y el trigo, cuya composición nutricional está siendo afectada por los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. Para 2050, esto podría producir deficiencias de zinc en 175 millones de personas; de proteínas en 122 millones; y de hierro para un billón.  
  • La interrupción de las cadenas de producción en entrega de bienes y servicios debida a los desastres medioambientales ha aumentado en un 29% desde 2012.  
  • China cerró la importación de desperdicios extranjeros para reducir la polución interna y fortalecer sus sistemas medioambientales, lo cual ha expuesto la debilidad de la cadena de reciclaje de muchos países occidentales. Por ejemplo, en la primera mitad de 2018 Estados Unidos envió a un relleno sanitario solamente el 30% del plástico que antes habría llegado a China; el resto llegó a Tailandia, Malasia y Vietnam.   
  • Se espera que en 2050 dos terceras partes de la población global viva en ciudades y hoy cerca de 800 millones de personas viven en ciudades vulnerables al aumento del 0.5 metros en el nivel del mar que se espera para el mismo año.  
  • Un estimado del valor económico de los servicios que los ecosistemas brindan a los seres humanos (agua potable, polinización y protección contra las inundaciones) es de US$125 trillones por año.  

Frente a estos asuntos medioambientales, el Informe resalta que las acciones nacionales y la coordinación internacional son necesarias para detener una cadena de riesgos que no pueden seguir considerándose como son externalidades y que van en aumento.   

Consultar el informe completo en:  INFORME

Imagen de: Cultura Colectiva.

OIJ presenta el Pacto Juventud 2030: por un desarrollo inclusivo y sostenible en Iberoamérica

  • Altos representantes juveniles de la región iberoamericana se reunirán en Antigua, Guatemala, en la Conferencia de ministros, ministras y responsables de Juventud para avanzar en proyectos e iniciativas que fortalezcan a las y los jóvenes como actores transformadores de la región.
  • Bajo el lema de “Pacto Juventud 2030”, se presentará un instrumento clave para avanzar hacia el desarrollo sostenible, posicionando a las personas jóvenes en el centro de la acción, con el impulso de una Alianza Internacional de Cooperación, renovada, y colaborativa.
  • Resultados conseguidos hasta la fecha: 13 millones de beneficios para las y los jóvenes, impacto directo en más de 80.000 jóvenes, y más de 100 actores involucrados en la Alianza de Cooperación

Antigua, Guatemala, acogerá el día 14 de noviembre la Conferencia de ministras, ministros y responsables de Juventud: “Pacto Juventud 2030” organizada por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ) en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

La conferencia reunirá a las máximas autoridades en materia de juventud de los 21 países de la región. En ella se presentarán los avances del Pacto Iberoamericano de Juventud, y se definirá una estrategia de vinculación con la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, denominada PACTO JUVENTUD 2030.

El objetivo central de la Conferencia es aprobar la hoja de ruta y las líneas de acción del Pacto Juventud 2030, fortalecer la Alianza Internacional de Cooperación en Juventud y presentar las líneas generales de actuación para el 2019 de OIJ, entre las que destacan el Plan de Cooperación digital, el Tratado Internacional de Derechos Humanos de las Personas, la implementación de la Tarjeta Joven Iberoamericana “Yow Pass”, la consolidación de la plataforma “Yo Puedo Emprender”.

Por su parte, también se evaluará el impacto de la implementación del Pacto Iberoamericano de Juventud, que ha sumado ya cerca de 13 millones de beneficios para más de 80.000 personas jóvenes en la región. Además, más de 100 diferentes actores claves y empresas se vincularon en este tiempo a través de la Alianza Internacional de Cooperación en Juventud, un mecanismo inclusivo de articulación de actores (gobiernos, academia, sector privado, organismos internacionales y la sociedad civil) y coordinación de recursos para el impulso del desarrollo sostenible con las personas jóvenes.

Para el Secretario General de OIJ, Max Trejo, la Conferencia “abre un antes y un después en política de juventud, renovando los compromisos del Pacto Iberoamericano de Juventud y posicionando el Pacto Juventud 2030 como la herramienta principal para que las y los jóvenes lideren las acciones para alcanzar el desarrollo sostenible en la región iberoamericana.”

Las conferencias de ministras, ministros y responsables de juventud de Iberoamérica representan la máxima instancia en gobernanza sobre temática de juventud de toda la región, y es el espacio donde se definen las políticas a largo plazo de los países miembros de OIJ.