Justo con el fin de facilitar la mejora de las condiciones de las y los jóvenes iberoamericanos, en el 2016 impulsamos la construcción conjunta de una agenda regional en juventud, que fue elaborada con la participación de todos los sectores, especialmente con la participación de las personas jóvenes.
 
Esa agenda se plasmó en el Pacto Iberoamericano de Juventud, aprobado por la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno y refleja el compromiso de los gobiernos con la transformación de las realidades de las personas jóvenes de la región.
 
 
Como responsable de su articulación política y coordinación técnica, el OIJ, en colaboración con los organismos responsables de juventud de los países, ha puesto en marcha una estrategia de vinculación del Pacto Iberoamericano de Juventud con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, que hemos denominado PACTO JUVENTUD 2030.
 

  Para OIJ contribuir con la implementación de la Agenda 2030 implica: 1) centrarnos en lo que es importante para las y los jóvenes; 2) apoyar y fortalecer las capacidades y acciones de los gobiernos miembros; y 3) construir alianzas multiactor bajo formas de trabajo colaborativas.