La Asamblea Nacional del Ecuador ha aprobado por unanimidad el Protocolo Adicional de la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes, ratificando así su compromiso con los derechos individuales y colectivos de las personas jóvenes y con su bienestar presente y futuro.

El Protocolo Adicional es un instrumento vinculante que reconoce a las personas jóvenes como sujetos de derechos y actores políticos. Hace hincapié en su participación en la vida política, económica y social, y promueve la inserción laboral y el respeto a la diversidad. En este sentido, es clave para avanzar en la igualdad de género, el reconocimiento de las personas LGBTQ y la inclusión de jóvenes migrantes y en situación de discapacidad.

El Secretario Técnico de Juventudes de Ecuador, Elías Tenorio, afirmó que la aprobación del Protocolo Adicional “marca un hito histórico al garantizar derechos y oportunidades para todos los jóvenes”. Cabe destacar que las juventudes tienen un papel fundamental en el país: el 21 % de la población se encuentra entre los 18 a 29 años de edad y se estima que para 2048 esta cifra alcanzará el 40 % de la población total.

Ecuador ratificó la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes en 2006 y se convirtió en uno de los primeros países en hacerlo. Esta Convención es el único tratado internacional centrado específicamente en los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las personas jóvenes.

Fuentes:

CONVENCIÓN IBEROAMERICANA DE DERECHOS DE LOS JÓVENES