La Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) ha publicado su informe Panorama Social 2018 con datos sobre la región.

La pobreza extrema en Latinoamérica ha llegado a 62 millones de personas (10,2% de la población), mientras que hace 10 años esta cifra se colocaba en 50 millones de personas.

A pesar de los datos negativos hay un mejoramiento notable en varias áreas. Entre 2002 y 2017 se redujo la desigualdad de ingresos y no se registraron aumentos notables en la cifra de personas en el umbral de la pobreza, alrededor de 184 millones de latinoamericanos que representan un 30,2% de la población. El informe ha recalcado las diferencias entre la inserción laboral de los hombres y las mujeres (50,2% y 74.4% respectivamente) mientras que la región aún mantiene a un 41,7% de la población recibiendo un salario por debajo del mínimo nacional establecido.

Estas cifras, con sus luces y sus sombras, representan la gran tarea que tenemos en América Latina para lograr un mejoramiento social de nuestras comunidades y una mayor equidad en las poblaciones más vulnerables