• En este ejercicio se apoyaron un total de 126 proyectos que tienen incidencia en comunidades juveniles de 24 entidades del país.

La necesidad de sumar esfuerzos para fortalecer la interlocución entre gobierno y sociedad, así como de impulsar los mecanismos para que los jóvenes participen en los asuntos públicos; son algunos de los factores que llevaron al Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) a realizar la “Capacitación Nacional Projuventudes 2018”.

Este, es un espacio para que las y los representantes de los colectivos beneficiados de la categoría “Apoyo a Proyectos Sociales de Colectivos Juveniles” interactúen, intercambien experiencias, lleguen a puntos de acuerdo y reciban información pertinente para que desarrollen nuevos proyectos de innovación social en el país.

Así fue como lo informó al inaugurar el acto el director general del Imjuve, Maximo Quintana Haddad, quien agregó que las y los participantes de este encuentro, son jóvenes comprometidos con la construcción de un México más próspero y de una agenda que permita que al desarrollo sostenible llegue a cada rincón del país.

Por ello, detalló, es que se realiza esta capacitación como parte de una convocatoria única en su tipo en la Administración Pública Federal (APF), pues sólo a través de ésta es como los colectivos sin constitución legal puedan acceder a los apoyos económicos y a la capacitación técnica para poner en marcha sus proyectos.

“Es un esfuerzo por completar la rectoría de la política pública de juventud, por generar un esfuerzo transversal que pase desde lo federal hasta lo local a través del cual se les empodere con las herramientas necesarias para que cada proyecto que encabezan pueda tener una mayor penetración en su población objetivo”, dijo.

Al respecto, destacó el funcionario federal que, durante el presente ejercicio, se apoyaron un total de 126 proyectos que tienen incidencia en comunidades juveniles de 24 entidades federativas del país; sin embargo, destacó, más del 50% de éstos se desarrollarán en los estados de Oaxaca, Puebla, Michoacán, Chiapas y Guerrero.

“Las cifras demuestran que las juventudes mexicanas tienen el ánimo de construir un mejor país planteando respuestas estratégicas desde la visión responsable y cohesionada de la sociedad, buscando superar las diferentes batallas en materia de pobreza, hambre y rezago educativo, por mencionar algunas”, puntualizó.

Por su parte, el director de Información y Análisis Institucional de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Javier Ortiz Moreno, señaló que con este espacio se ha creado una sinergia que rompe paradigmas en la forma de diseñar las políticas y en la participación de los jóvenes como actores sociales imprescindibles de éstas.

“En este escenario, vale la pena señalar que existen diferentes experiencias en las que los tres órdenes de gobierno implementan programas de carácter social a los que la población objetivo no puede acceder por desconocimiento de las regalas de operación o porque los requisitos los vuelven inaccesibles para ellos”, enfatizó.

De tal forma es que hoy, subrayó, resulta muy valioso destacar que a través de la convocatoria de “Apoyo a Proyectos Sociales de Colectivos Juveniles”, se han flexibilizado los requisitos para los colectivos, ya que no se encuentran sujetos a la obligatoriedad de estar constituidas legalmente y ese es un gran paso.

“Lo es porque, por un lado, refleja en su dinamismo la empatía que tiene con su población objetivo, la juventud; por el otro, porque cambia la visión adultocéntrica de las políticas públicas, pues se caracteriza por ser un espacio para la expresión plural de este sector de población tan importante para el desarrollo”, expuso.