Medioambiente más allá de lo visible

Jóvenes invidentes realizan talleres de educación y sensibilización ambiental en Cali

La Red Nacional Jóvenes de Ambiente es el movimiento de voluntariado ambiental más grande de Colombia, promovido por jóvenes de todo el país interesados en la conservación ambiental y en la protección de los recursos naturales. Una red que, desde su nodo de Cali, está impulsando un proyecto internacional de educación y sensibilización ambiental destinado a jóvenes invidentes de República Dominicana y Cali.

El proyecto “Medio Ambiente más allá de lo visible”, nacido en el marco del programa Travesías del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), busca superar las barreras físicas y de comunicación de los materiales formativos en materia medioambiental destinados a personas con habilidades visuales diversas. Con este objetivo, los jóvenes de la Red Nacional Jóvenes de Ambiente de Cali y de la Fundación Ecológica dominicana FUNDETROP desarrollará diversos talleres sensoriales en Cali con la finalidad de convertir a jóvenes ciegos en agentes medioambientales activos, multiplicadores del mensaje ecológico.

El proyecto ha ejecutado ya, con rotundo éxito, una primera fase de actividades en República Dominicana, en la que han logrado impartir talleres a jóvenes de la Asociación de Ciegos del Cibao, en materia de acceso y uso racional del agua, fauna y flora; adaptabilidad ante al cambio climático; tratamiento de residuos sólidos, e impacto de la disminución de la cobertura boscosa. Para lograrlo, ha sido fundamental la colaboración de instituciones dominicanas tan relevantes como la Sociedad Ecológica Del Cibao, el Centro León, la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago o el Ateneo Amantes de la Luz, todas ellas ampliamente concienciadas sobre la importancia de la protección del medioambiente y la necesidad de contar con contenidos enfocados a personas con discapacidad visual.

“Nuestra propuesta de alfabetización ambiental y pedagogías invisibles acercará dos mundos hasta ahora paralelos: la inclusión social de las personas con limitaciones visuales y la protección y conservación del ambiente y sus recursos naturales”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Dos campos que, hasta ahora, apenas habían sido explorados de forma conjunta, debido a la inexistencia de materiales pedagógicos adaptados a este tipo de colectivos”.

La 2ª etapa de este proyecto dará comienzo el próximo 15 de junio en Cali. Las principales actividades se concentrarán entre el lunes 17 y el 20 de junio, en la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero. Durante estas jornadas, se desarrollará un ciclo de talleres destinado a personas con limitación visual en los que podrá participar cualquier persona interesada de este colectivo.

El principal resultado de este proyecto será la elaboración de una guía pedagógica de interpretación ambiental para personas invidentes, destinada a educadores.

Además de este proyecto, ejecutado en Colombia y República Dominicana, el programa Travesías del OIJ está permitiendo que otros 12 colectivos de jóvenes de otros 6 países iberoamericanos (México, Portugal, España, Perú, Ecuador y Chile) desarrollen, de forma conjunta y en sus propios territorios, otros 6 proyectos colaborativos con impacto social en áreas tan diversas como la poesía, el urbanismo, la preservación de saberes indígenas o la lucha contra los estereotipos y la violencia de género. Una buena muestra, sin duda, del importante liderazgo en materia cultural y social que las personas jóvenes de toda la región están protagonizando desde sus propias comunidades, así como del potencial de estos proyectos para ser reproducidos en otros países.

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; reddejovenescali@gmail.com; fundetrop@gmail.com

Por el derecho a un territorio igualitario

Un proyecto de formación ciudadana empodera a mujeres lideresas en barrios de México y Chile a través de la planificación urbana

Crédito fotografía: Observatorio CITé

Trabajar con la diferencia es uno de los objetivos principales de Travesías, el programa de intercambio y movilidad juvenil impulsado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ). Objetivo que también comparten Observatorio CITé y Laboratorio Ciudadano A.C., las agrupaciones detrás de ”Ludens Territorial”; un proyecto que, desde Chile y México, busca impulsar la construcción de un espacio de formación ciudadana en planificación territorial y urbana dirigido a mujeres.

El enfoque en el urbanismo de género y la lucha contra el deterioro de sus barriosson dos de los motivos que han llevado a estos colectivos a colaborar. Y es que el liderazgo comunitario y la gestión urbana no son tarea nueva para ellos. Ambos llevan años trabajando con jóvenes en sus comunidades, actuando como facilitadores para el aprendizaje conjunto y la visibilidad del valor cultural, patrimonial y político de los territorios que habitan. Es por esto que, cuando surgió la oportunidad de combinar su trabajo y llevarlo a Santiago de Chile y Tuxtla Gutiérrez (México), no lo pensaron dos veces.

En esta ocasión, las mujeres serán las protagonistas y principales destinatarias de un proyecto que viajará a ambas ciudades en los meses de mayo y junio.

La primera fase se cubrió en Santiago del 16 al 29 de mayo, realizando diferentes actividades enlazadas al tema de género y planificación Urbana, gracias a alianzas con el Instituto de Geografía y el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con la Universidad Abierta de Recoleta, con la Junta vecinal de la Villa Tupac Amaru y con organizaciones civiles locales como Ciudad Feminista y Vértice. En estas actividades se expusieron situaciones de ambas ciudades, compartiendo -desde diversas experiencias- las condiciones y similitudes que guardan ambas, e incluso con otras ciudades de Latinoamérica.

Ludens Territorial” también mantendrá incidencia en uno de los actuales proyectos que Observatorio CITé está desarrollando en la Villa Tupac Amaru: la investigación denominada “Patrimonio Oculto de la Villa Tupac Amaru”, en la comuna de Recoleta; y en su marco se realizó un encuentro patrimonial, con motivo del día del Patrimonio nacional, que reunió a 40 personas de todas las edades para compartir información valiosa sobre la Villa, reconocer su Patrimonio y la importancia que este guarda tanto para sus propios vecinos, como para la historia urbana de Santiago. En la primera etapa del proyecto en Chile participaron alrededor de 150 personas, lográndose una siembra consciente y firme sobre la importancia de la participación ciudadana con perspectiva de género como eje transversal para la planificación urbana.

En la segunda fase del proyecto, a realizarse en Tuxtla Gutiérrez del 10 al 23 de junio, se realizarán intervenciones en el céntrico barrio de San Roque, con la participación de su junta vecinal, sus lideresas, y lideresas de otros barrios como Santo Domingo, San Francisco, Niño de Atocha o la colonia Cerro Hueco, así como con la colaboración de organizaciones aliadas: Museo de la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Caleidoscopio Galería Taller, Bicimovilízate, Colectiva Hechiceras y la colaboración de artistas invitadas/os, entre otras. Dentro de este periodo se contemplan presentaciones y actividades relacionadas al trabajo de participación ciudadana de Observatorio CITÉ, así como de organizaciones locales que trabajan con grupos de mujeres, para aprender sobre sus modos de organización y sus incidencias en los territorios que habitan.

Nuestro proyecto reivindica el papel de la mujer en los procesos de planificación y gestión urbana de los territorios”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Unos procesos de los que, sorprendentemente, son casi siempre excluidas, por lo que resulta fundamental recordarles su derecho al territorio y entregarles herramientas para convertirlas en actores del cambio en sus propias comunidades.”

Ambas ciudades cuentan con edificaciones de un altísimo valor patrimonial, cuya identidad y sostenibilidad se está viendo amenaza por los rápidos cambios urbanos y sociales que afectan a su potencial de desarrollo. De ahí la necesidad de crear nuevas condiciones de bienestar común, basadas en el desarrollo y la inclusión, de las que las mujeres puedan ser también protagonistas. El fin no es otro que contribuir a que éstas conozcan mejor el territorio que habitan, impulsando así su participación activa en los procesos de recuperación patrimonial y regeneración urbana y social.

Nuestro proyecto reivindica el papel de la mujer en los procesos de planificación y gestión urbana de los territorios”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Unos procesos de los que, sorprendentemente, son casi siempre excluidas, por lo que resulta fundamental recordarles su derecho al territorio y entregarles herramientas para convertirlas en actores del cambio en sus propias comunidades.”

Mediante los talleres y recorridos barriales programados, estas lideresas no solo aprenderán a intervenir sus propios territorios, sino también a mapear los procesos vecinales que se dan en él, elaborando una cartografía digital colaborativa que servirá como archivo de las experiencias registradas en ambos territorios y será permanentemente actualizada.

“LUDENS Territorial”  es solo uno de los siete proyectos apoyados por el OIJ para su movilidad regional durante este año 2019 en el marco del programa Travesías, que movilizará a 14 colectivos de jóvenes en 8 países iberoamericanos para que implementen sus proyectos culturales de intercambio.Travesías nació en 2017 y hasta el momento ha contado con la participación de casi 700 colectivos de jóvenes de toda Iberoamérica. Los colectivos participantes se benefician no solo de un programa formativo en innovación cultural online y gratuito, sino también de la oportunidad de que, como en estos siete casos, sus proyectos puedan ser implementados en otros países de Iberoamérica.

Crédito fotografía: Observatorio CITé

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; nvernalh@observatoriocite.cl; labciudadano@gmail.com

Resiliencia poética

Slams de poesía en Perú y México para romper con los estereotipos de género.

«Escucha activa, propuesta y acción colectiva». Esta es la filosofía detrás de “Resiliencia poética”, uno de los siete proyectos seleccionados durante la última edición de Travesías. El programa, impulsado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica, se encarga de formar, movilizar y difundir el trabajo con impacto social que realizan todo tipo de colectivos juveniles dentro de la región iberoamericana. “Resiliencia poética” es el tercero de los proyectos de intercambio cultural entre dos países en pasar a la fase de movilidad internacional del programa, y ya está dando mucho de qué hablar.

La poesía, el reciclaje de mobiliario urbano y la violencia de género no suelen ir de la mano, pero las agrupaciones Biciteca y Libertad en Voz Alta han decidido aliarse para cambiar esta realidad. Durante los meses de mayo y junio, su proyecto colaborativo, liderado por dos mujeres jóvenes, se encargará de enseñarles a comunidades en Chimbote (Perú) y Ciudad de México a apropiarse de espacios públicos como calles, plazas, mercados o barrios enteros, para generar una transformación social en sus territorios. Para lograrlo, utilizarán materiales desechados, como pallets, cajas de fruta o madera en desuso, con los que construirán escenarios donde los combates de poesía sean su herramienta de cambio.

De forma previa a estos combates, Biciteca y Libertad en Voz Alta  llevarán a cabo talleres de concientización basados en técnicas narrativas corporales, en los que tratarán conceptos como el racismo, la masculinidad y los feminicidios. También aprovecharán recortes de noticias para analizar el lenguaje que se utiliza en ellos de forma cotidiana. Los participantes podrán explorar así el papel que los medios de comunicación tienen en la normalización de la violencia de género, los comportamientos no inclusivos y la discriminación.

Todos estos procesos de trabajo ciudadano se verán finalmente reflejados en sesiones de poetry slam; combates de poesía, inspirados en el boxeo, en los que los participantes recitan de manera dramatizada mientras que el público actúa como jurado.

La idea es formular un diálogo sano y autocrítico entre hombres y mujeres, basado en la improvisación poética y la escucha activa, en los que cada participante pueda dar voz a sus experiencias relacionadas con los estereotipos y la violencia de género.

Resiliencias poéticas” es solo una de las siete propuestas seleccionadas por el programa Travesías de OIJ para su movilidad regional durante este año 2019. Entre las seis iniciativas restantes se encuentran proyectos culturales que, desde el liderazgo juvenil, potencian el desarrollo local y comunitario desde áreas tan diversas como la recuperación de saberes ancestrales, el audiovisual, la protección del medioambiente, la planificación urbana o la acción socioambiental.

Las inscripciones a Travesías siguen abiertas a la participación de cualquier colectivo juvenil de Iberoamérica interesado en formarse gratuitamente y desarrollar proyectos con impacto social en colaboración con jóvenes de otros países.

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; azurluana313@gmail.com; mimi.yohualli@gmail.com     

Por el derecho a un territorio igualitario

Un proyecto de formación ciudadana empodera a mujeres lideresas en barrios de México y Chile a través de la planificación urbana.

Trabajar con la diferencia es uno de los objetivos principales de Travesías, el programa de intercambio y movilidad juvenil impulsado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ). Objetivo que también comparten Observatorio CITé y Laboratorio Ciudadano A.C., las agrupaciones detrás de ”LUDENS Territorial”; un proyecto que, desde Chile y México, busca impulsar la construcción de un espacio de formación ciudadana en planificación territorial y urbana dirigido a mujeres.

El enfoque en el urbanismo de género y la lucha contra el deterioro de sus barriosson dos de los motivos que han llevado a estos colectivos a colaborar. Y es que el liderazgo comunitario y la gestión urbana no son tarea nueva para ellos. Ambos llevan años trabajando con jóvenes en sus comunidades, actuando como facilitadores para el aprendizaje conjunto y la visibilidad del valor cultural, patrimonial y político de los territorios que habitan. Es por esto que, cuando surgió la oportunidad de combinar su trabajo y llevarlo a Santiago de Chile y Tuxtla Gutiérrez (México), no lo pensaron dos veces.

En esta ocasión, las mujeres serán las protagonistas y principales destinatarias de un proyecto que viajará a ambas ciudades en los meses de mayo y junio. En su primera fase en Santiago, el proyecto intervendrá conjuntos habitacionales de diversos barrios tan interesantes como los que se encuentran en la población Tupac Amaru, o los peculiares Cités, conjuntos de viviendas de finales del siglo XIX articulados en torno a un espacio común privado. Unos recorridos barriales que coincidirán con el Día del Patrimonio Cultural en Chile y, posteriormente, se desarrollarán en el casco histórico de Tuxtla Gutiérrez.

Ambas ciudades cuentan con edificaciones de un altísimo valor patrimonial, cuya identidad y sostenibilidad se está viendo amenaza por los rápidos cambios urbanos y sociales que afectan a su potencial de desarrollo. De ahí la necesidad de crear nuevas condiciones de bienestar común, basadas en el desarrollo y la inclusión, de las que las mujeres puedan ser también protagonistas. El fin no es otro que contribuir a que éstas conozcan mejor el territorio que habitan, impulsando así su participación activa en los procesos de recuperación patrimonial y regeneración urbana y social.

Mediante los talleres y recorridos barriales programados, estas lideresas no solo aprenderán a intervenir sus propios territorios, sino también a mapear los procesos vecinales que se dan en él, elaborando una cartografía digital colaborativa que servirá como archivo de las experiencias registradas en ambos territorios y será permanentemente actualizada.

«Nuestro proyecto reivindica el papel de la mujer en los procesos de planificación y gestión urbana de los territorios”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Unos procesos de los que, sorprendentemente, son casi siempre excluidas, por lo que resulta fundamental recordarles su derecho al territorio y entregarles herramientas para convertirlas en actores del cambio en sus propias comunidades.”

“LUDENS Territorial”  es solo uno de los siete proyectos apoyados por el OIJ para su movilidad regional durante este año 2019 en el marco del programa Travesías, que movilizará a 14 colectivos de jóvenes en 8 países iberoamericanos para que implementen sus proyectos culturales de intercambio.

Travesías nació en 2017 y hasta el momento ha contado con la participación de casi 700 colectivos de jóvenes de toda Iberoamérica. Los colectivos participantes se benefician no solo de un programa formativo en innovación cultural online y gratuito, sino también de la oportunidad de que, como en estos siete casos, sus proyectos puedan ser implementados en otros países de Iberoamérica. 

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; nvernalh@observatoriocite.cl; labciudadano@gmail.com

Tecnología al servicio del rescate socioambiental.

Jóvenes de Bogotá y Ciudad de México se alían para crear una plataforma digital colaborativa que les permitirá luchar contra la degradación de sus territorios.

Utilizar los nuevos sistemas de georreferenciación para visibilizar problemáticas socioambientales y enseñar a los jóvenes cómo pueden solucionarlas con acciones lideradas desde sus propias comunidades. Éste es el objetivo fundamental que se han marcado los jóvenes colombo-mexicanos impulsores del proyecto tecnológico colaborativo Espacios de acción cultural en torno a situaciones socio-ecológicas locales

El proyecto, apoyado por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ) en el marco de su programa Travesías, busca convertir a jóvenes de Bogotá y Ciudad de México en constructores de relatos críticos sobre los territorios que habitan. El objetivo no es otro que estimular la generación de miradas y prácticas colaborativas capaces de transformar y preservar dos de sus entornos naturales próximos más sensibles: Sopó (Colombia) y Xochimilco (México).

Sopó es un municipio de gran atractivo natural, ubicado a menos de 40 km de Bogotá. Una de las joyas ecológicas del departamento de Cundinamarca cuyo ecosistema y recursos naturales deben ser preservados. Precisamente con este fin, la Corporación Ambiental Cause (fundada por jóvenes pertenecientes al Colectivo Estudiantil de Responsabilidad Socioecológica CERES de la Universidad Nacional de Colombia) viene desarrollando diversos proyectos de educación ambiental con el Municipio de Sopó, que han permitido la concienciación y el mejoramiento de sus condiciones ambientales en los últimos años.

Lo mismo sucede en el caso de Xochimilco, delegación del sur de la Ciudad de México declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1987 por su excepcional valor ecológico, cultural e histórico. Su zona lacustre es internacionalmente conocida gracias a las chinampas, un antiguo sistema de agricultura de humedal, creado por los aztecas, que ha conformado una red de canales de agua actualmente surcados por coloridas barcas denominadas trajineras. Paradójicamente, estos atractivos la han convertido en una zona vulnerable. Su gran auge turístico y el desarrollo urbano suponen una amenaza para sus humedales, que corren el riesgo de desaparecer. Para evitarlo, los jóvenes del colectivo México Sostenible se han aliado con la Corporación Ambiental Cause en este proyecto, que busca poner la tecnología al servicio de la preservación del medioambiente. 

El proyecto será implementado inicialmente en Sopó (Colombia), para viajar después a Xochimilco. Durante el mes de mayo se dictarán en ambas localidades talleres formativos teórico prácticos sobre reconocimiento del territorio y detección de problemáticas socioambientales, técnicas de registro fotográfico-escrito y manejo de sistemas de georreferenciación de uso libre, a través de una plataforma digital de mapeo colaborativo expresamente creada para el proyecto. El resultado será un gran mapeo socioambiental que, partiendo de estos dos contextos locales concretos, tiene vocación global y el potencial de extenderse a otros territorios de toda Iberoamérica.

“Buscamos transmitir a los jóvenes participantes la importancia de saber identificar las amenazas socioambientales que afectan a sus territorios, convirtiéndolos en agentes de cambio que sepan liderar actividades sostenibles y autogestionadas, adaptadas a las tecnologías actuales y orientadas a incrementar el bienestar comunitario”, explican los colectivos impulsores del proyecto.

El proyecto culminará con la socialización de los resultados obtenidos a través de una gran instalación artístico-fotográfica realizada en ambas localidades. Concretamente, se desplegará un gran croquis del mapa sobre la calle, que trasladará el mapeo ambiental realizado a una plaza pública de cada localidad, con el fin de darlo a conocer entre toda la ciudadanía.

“Espacios de acción cultural” es solo uno de los siete proyectos apoyados por el OIJ para su movilidad regional durante este año 2019 en el marco de su programa Travesías. Este programa permitirá que 14 colectivos de jóvenes (de los que 4 son colectivos colombianos y otros 4 mexicanos) implementen este año sus proyectos culturales de intercambio en 8 países iberoamericanos distintos.

Imagen: Corporación Ambiental Cause.

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/

Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; roxana@mexicosostenible.org.mx; direccion@corpocause.org

Medioambiente más allá de lo visible

Un proyecto internacional convertirá a personas ciegas en agentes activos para la protección medioambiental y el desarrollo sostenible.

“Acciones locales con impacto global”. Este es el lema que impulsa el trabajo de los jóvenes dominicanos de la Fundación Ecológica Tropical Salvemos la Tierra (FUNDETROP), orientado a lograr una mayor concienciación ciudadana sobre las problemáticas ambientales que afectan a nuestro planeta. Los jóvenes integrantes de este colectivo llevan ya varios años velando por la protección del medioambiente en su país (República Dominicana), en el que han realizado múltiples proyectos para preservar el ecosistema, dando charlas a sus conciudadanos o impulsando campañas de reforestación. Una importante labor voluntaria que ha recibido ya el más alto reconocimiento en su país, a través de la concesión, este mismo año, del Premio Nacional de la Juventud a su presidente (Nelson Reyes Estrella) por su amplio compromiso y trayectoria en el área ambiental.

Pero a los jóvenes de FUNDETROP no les bastaba con este ámbito de acción, razón por la que decidieron aliarse con la Red Nacional Jóvenes de Ambiente de Cali (Colombia) con el fin de compartir sus metodologías de trabajo en un nuevo proyecto internacional. Es así como surge “Medioambiente más allá de lo visible”, un proyecto pionero, nacido en el marco del programa Travesías del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), que busca superar las barreras físicas y de comunicación de los materiales formativos en materia medioambiental destinados a personas con habilidades visuales diversas. Su objetivo es convertir a estas personas ciegas en agentes medioambientales activos, capacitándolas como “multiplicadores del mensaje ecológico” a través de actividades específicamente pensadas y adaptadas a sus necesidades. Así, se utilizarán textos en braille, figuras en relieve de aves autóctonas, maquetas de bosques, o pequeñas muestras de vivero de especies vegetales de la zona, con las que se realizarán talleres sensoriales. En ellos, los participantes aprenderán a distinguir los sonidos de la fauna boscosa, a identificar las distintas clases de desechos sólidos y las hojas de los árboles por medio del tacto, a etiquetar los contenedores separadores de residuos con marcadores en braille, o a crear obras de arte a partir de materiales reciclados.

“Nuestra propuesta de alfabetización ambiental y pedagogías invisibles acercará dos mundos hasta ahora paralelos: la inclusión social de las personas con limitaciones visuales y la protección y conservación del ambiente y sus recursos naturales”, afirman los colectivos impulsores del proyecto. “Dos campos que, hasta ahora, apenas habían sido explorados de forma conjunta, debido a la inexistencia de materiales pedagógicos adaptados a este tipo de colectivos”.

La primera fase del proyecto tendrá lugar en la ciudad dominicana de Santiago de los Caballeros durante el mes de mayo, para trasladar después las experiencias adquiridas a Cali (Colombia). En ambos países, personas con limitaciones visuales de todas las edades trabajarán conjuntamente durante 14 días en distintos talleres sobre el acceso y uso racional del agua, la adaptabilidad ante el cambio climático, el tratamiento de residuos sólidos y el impacto de la disminución de la cobertura boscosa, áreas en las que la Red Nacional Jóvenes de Ambiente de Cali tiene también amplia experiencia.

Todas las metodologías y resultados se sistematizarán con el fin de elaborar una guía pedagógica de interpretación ambiental para personas invidentes, destinada a educadores. Esta guía servirá como herramienta pedagógica para otros colectivos, permitiendo que el proyecto sea sostenible en el tiempo y pueda ser replicado en cualquier otro lugar del mundo. Una nueva demostración de que, enfrentarse a amenazas globales, requiere de acciones, impactos y resistencias locales.

Es esta misma filosofía la que impregna los otros 6 proyectos seleccionados para su movilidad iberoamericana en el marco del programa Travesías del OIJ. Seis iniciativas, impulsadas por 12 colectivos de jóvenes de 8 países iberoamericanos, que potencian el desarrollo local y comunitario desde áreas tan diversas como la poesía, el urbanismo de género, la preservación de saberes indígenas o la lucha contra los estereotipos y la violencia de género. Y que, sobre todo, vienen a demostrar que los jóvenes iberoamericanos están colaborando ya con otros colectivos de jóvenes para impulsar, desde sus propias comunidades y territorios, el desarrollo de proyectos conjuntos con impacto social global.

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/ Contactos Comunicación: ivan.sanchez@oij.org; reddejovenescali@gmail.com; fundetrop@gmail.com

Jóvenes de Colombia y Portugal colaboran capacitando a comunidades rurales en técnicas audiovisuales.

Jóvenes de Colombia y Portugal colaboran capacitando a comunidades rurales en técnicas audiovisuales.

Por segundo año consecutivo, el programa de intercambio y movilidad juvenil Travesías, promovido por el Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), está permitiendo la colaboración directa entre colectivos de jóvenes de toda Iberoamérica para el desarrollo de proyectos culturales conjuntos con impacto social.

El proyecto “Raíces: Preservar la memoria como se preserva la vida”será la primera iniciativa movilizada este año con el apoyo del OIJ. Lideran este proyecto las agrupaciones juveniles Fundación Planeta Rural (Colombia) y RaízVanguarda (Portugal) y tendrá lugar en ambos países.

Durante la primera parte del intercambio, realizada entre el 04 y el 19 de abril, el proyecto viajará a la localidad colombiana de Moñitos, situada a orillas del Mar Caribe, en el Departamento de Córdoba. En ella, jóvenes de ambos colectivos trabajarán juntos para implementar un taller de creación audiovisual enfocado a las comunidades nativas de indígenas Zenú y de jóvenes afrodescendientes platanicultores. Más adelante -durante el mes de julio- el proyecto será completado en la vila portuguesa de Góis.

El proyecto se divide en tres fases. Inicialmente, se realizarán talleres etnográficos de reconstrucción de memoria con líderes indígenas y otros integrantes de comunidades locales. Más adelante, se capacitará técnicamente a los participantes, enseñándoles a utilizar cámaras, celulares y diversas herramientas de narración audiovisual, de forma que aprendan a preservar su memoria emotiva de forma autosuficiente. El programa culminará con la producción de piezas audiovisuales centradas en las identidades y experiencias de los miembros de estas comunidades. De este modo, se logrará preservar su rica identidad cultural, reflejándola en una memoria visual creada por ellos mismos, a partir del contacto con nuevas expresiones creativas.

“Preservar la memoria emotiva es una necesidad que se aloja en la vida de cada ser humano. De ahí el interés en un proyecto como `Raíces´, que apela a la preservación de las diversas identidades existentes en las comunidades rurales”, explican sus impulsores. “Deseamos ayudar en la formación de una sociedad rural más justa, incluyente y con oportunidades para todos.”

Es así como buscan empoderar a la comunidad e impulsarla a contar sus experiencias, haciendo énfasis en la diversidad de historias que pueden generarse, sobre todo desde la perspectiva de género. “Las mujeres han tenido procesos más fracturados”, aseguran, y hablan sobre su interés por descubrir la manera en la que las participantes abordarán el proceso de creación.

“Raíces” es solo una de las siete propuestas seleccionadas por el OIJ para su movilidad regional durante este año 2019. Entre las seis iniciativas restantes se encuentran proyectos culturales que potencian el desarrollo local y comunitario desde áreas tan diversas como la protección del medioambiente, la poesía, el urbanismo de género, el reciclaje o la lucha contra los estereotipos y la violencia de género. De ellos, además del proyecto “Raíces”, otros tres proyectos son liderados por colectivos de jóvenes colombianos de Bogotá, Sopó y Cali.

El programa Travesías nació en 2017 y hasta el momento ha contado con la participación de casi 700 colectivos de jóvenes de toda Iberoamérica. Los colectivos participantes se benefician no solo de un programa formativo en innovación cultural online y gratuito, sino también de la oportunidad de que, como en estos siete casos, sus proyectos puedan ser implementados en otros países de Iberoamérica. 

Información e inscripciones en Travesías: https://oij.org/travesias/