09 agosto, Madrid. El nuevo informe técnico de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) titulado “El futuro del trabajo que queremos: la voz de los jóvenes y diferentes miradas desde América Latina y el Caribe” menciona que aunque las perspectivas del mercado laboral sean adversas, la juventud ve con optimismo la consecución de logros en sus empleos sobre todo, por la enorme incidencia que las nuevas tecnologías tienen en la actualidad.

Este nuevo texto cuenta con la participación de destacados protagonistas en materia de gestión y administración pública en materia de juventud de Iberoamérica, así como representantes de organismos de cooperación Internacional.

Entre ellos destaca la participación del Secretario General del OIJ, Max Trejo Cervantes, aunado a la colaboración de personajes como Jessica Faieta, Directora Regional para América Latina y el Caribe del PNUD; José Manuel Romero Coello, Director del IMJUVE; Esteban Caballero, Director Regional para América Latina y el Caribe de UNFPA; Jorge Sequeira, Director Regional de Educación de UNESCO; Laís Abramo y Heidi Ullman de CEPAL y la Dra. Esther Byer-Suckoo, Ministra de Trabajo, Seguridad Social y Desarrollo de Recursos Humanos de Barbados.

Con respecto a la situación de la insuficiente creación de empleos para las jóvenes, José Manuel Salazar-Xirinachs, Director Regional de la OIT para América Latina y El Caribe señala datos alarmantes como que “El desempleo juvenil aumentó en forma abrupta en el último año, pegó un salto de más de 3 puntos porcentuales, al pasar de 15,1 a 18,3 por ciento”, además de que “los jóvenes deben enfrentar una tasa de informalidad más alta, estimada en 56 por ciento en promedio para la región”.

La encuesta en línea que fue realizada para este informe, se aplicó a jóvenes de entre los 15 y 29 años de 26 países latinoamericanos y caribeños., y de entre quienes se derivó la conclusión de que “hay confianza en el futuro” laboralmente hablando, pues la juventud participante consideró que las nuevas tecnologías, robotización y automatización son herramientas de ayuda al momento de enfrentarse a retos en el trabajo.

Tan sólo en la región Latinoamericana y El Caribe hay cerca de 114 millones de jóvenes en edad de trabajar, de los cuales 54 millones participan de la fuerza laboral, por eso, su reinserción positiva en el mercado laboral sigue siendo un enorme reto social.

Puedes consultar el informe completo aquí.