La Cuarta Revolución Industrial ha sido otro de los temas con mayor resonancia, en la reunión anual del Foro Económico Mundial. Numerosas figuras del mundo de los negocios, la política y organizaciones no gubernamentales, coinciden en que nos encontramos en un momento clave para las economías que tendrá consecuencias en todos los ámbitos de la sociedad.

Los desafíos de la Cuarta Revolución Industrial

Los desafíos que presenta esta nueva transformación pueden resumirse en el rol de la automatización, la digitalización, y la nueva economía que ya se aprecia entre nosotros. Así, algunas predicciones recalcan el papel de la automatización en la transformación estructural de nuestros mercados de trabajo. Se habla de millones de puestos de trabajos que serán sustituidos por máquinas, y las consecuencias sociales derivadas.

Por una parte, está el problema de cómo atajar una crisis que parece inevitable. Esto se traduce en la pérdida de millones de empleos, la falta de ingresos y la pobreza en muchos países. Por otra parte, está el desafío para el futuro. Se habla de millones de personas jóvenes que necesitan adquirir rápidamente las capacidades para encontrar una ocupación productiva, les permita llevar una vida próspera y digna.

El rol de las agendas es, por tanto, la transformación de modelos productivos para aprovechar esta nueva ola. Pero, sin olvidar la importancia de la formación en nuevas habilidades. De esta manera, se permite un tránsito efectivo desde ocupaciones tradicionales hacia nuevos puestos. La era digital, centrada en la información y su aprovechamiento implica la transformación de nuestros sistemas educativos. Así, las nuevas generaciones de jóvenes tendrán las capacidades imprescindibles para el éxito.


Asimismo, ante cualquier duda puedes escribirnos a comunicacion@oij.org. Con esto, empezarás a formar parte de una nueva forma de comunicar directa, abierta y colaborativa.

Finalmente, te invitamos a conocer más de lo que hacemos en nuestra sección de Acciones.