En su libro Hombres por la igualdadNuria Coronado recoge las entrevistas realizadas a 16 “aliados del feminismo”, como ella les llama. A través de estos relatos, la periodista española señala la importancia de que los varones se impliquen en la lucha por la igualdad de género. Algo que pueden lograr desde lo cotidiano. Pero, también, es fundamental hacerlo sin asumir el protagonismo, y visibiliza a algunos hombres que ya lo están haciendo. La lucha contra el machismo necesita también de hombres implicados en su erradicación.

Con un sentido similar, el Hay Festival realizado en Cartagena de Indias el mes pasado incluyó dentro de su programación el encuentro “La igualdad de género también es con los hombres”. Allí jóvenes menores de 18 años, procedentes de distintas regiones de Colombia, se reunieron para hablar de cómo reducir las desigualdades de género y erradicar las prácticas machistas en la vida cotidiana. Las palabras e iniciativas impulsadas por estos jóvenes dejan varias enseñanzas.  

Actuando desde diferentes frentes contra el machismo  

El Chojin, rapero español autor de la canción El final del cuento de hadas, es uno de los entrevistados por Coronado. Para él, los hombres no solo pueden ser feministas, sino que deben serlo. Esto, hasta que el desequilibrio existente entre los géneros se ajuste. También considera que el rol masculino ha cambiado. Por ello, un buen hombre ya no es quien opera como el pilar de la familia que lo define todo. Un buen hombre es quien acompaña a su pareja y estimula las decisiones compartidas. En sus términos, es importante asumir que el machismo podrá erradicarse paso a paso y desde pequeños triunfos.  

Otro de los entrevistados es Octavio Salazar, autor de El hombre que (no) deberíamos ser. Salazar plantea que la gran revolución pendiente del siglo XXI es la masculina. Esto implica, siguiendo al escritor, que los hombres reconozcan la posición privilegiada que tienen por el simple hecho ser hombres. De esta manera, comienzan a asumir la responsabilidad que tienen en la transformación del estado actual de las cosas. En este marco, enfatiza que el machismo ha perdurado a lo largo de los siglos por la complicidad. Concretamente, de los hombres y por su silencio. En consecuencia, se requiere activar la militancia de los varones contra la desigualdad y, de paso, tomar conciencia de todo aquello a lo que ellos han renunciado como consecuencia del machismo.  

A través de planteamientos como estos, Nuria Coronado hace palpables las formas como algunos hombres españoles están luchando por la igualdad de género, en un país donde 1 de cada 4 jóvenes considera normal la violencia en pareja y donde el 20% cree que la violencia machista es un tema politizado que se exagera.  

Jóvenes colombianos hablan sobre el machismo

En Colombia, que ocupa el puesto 95 de 188 en el último índice de inequidad elaborado por el PNUD. Sin embargo, ya son varios los jóvenes que se han puesto la camiseta para luchar por la igualdad de género. Así quedó demostrado en el Hay Festival que se realizó en días pasados en Cartagena de Indias, donde algunos de ellos pusieron en cuestión asuntos estructurales como los estereotipos de género y mostraron iniciativas que están desarrollando en sus territorios para confrontar el machismo.  

Así lo hizo Luis Daniel, uno de los jóvenes invitados, para quien el machismo comienza en la casa. Por ejemplo, cuando, después de comer, la hija tiene que lavar los platos porque es la responsable de apoyar las labores del hogar. Mientras tanto, su hermano sale a jugar. Para él, las nuevas generaciones no pueden ser pasivas ante la desigualdad de género. Por ello, es necesario que los jóvenes no reproduzcan aquellos valores machistas que están heredando. En este sentido, Arnulfo, otro de los participantes en el encuentro, recalcó que los hombres pueden actuar diferente, hablar diferente y tomar decisiones diferentes, lo cual es hacer mucho.

La importancia de los detalles 

Asimismo, los jóvenes señalaron pequeños cambios que se pueden ir introduciendo en la cotidianidad para avanzar hacia la igualdad. Por ejemplo, llamar la atención de los compañeros de clase cuando hablen de forma irrespetuosa sobre las mujeres; frenar cualquier acto machista para que no se normalice y se siga expandiendo; denunciar cualquier forma de acoso contra las mujeres; ayudar en las labores del hogar para que las hermanas puedan salir a jugar; y dejar de asumir roles autoritarios en los entornos que habitan.  

Luis Daniel y Arnulfo también hacen parte de la iniciativa “Campeonas y campeones del cambio”. Acción que es liderada por la Fundación Plan y apoyada por el Chelsea F.C. de la Premier League inglesa. Esto, con el objetivo de promover la igualdad de género a través del fútbol. Porque niñas y niños pueden marcar un gol.


Asimismo, ante cualquier duda puedes escribirnos a comunicacion@oij.org. Con esto, empezarás a formar parte de una nueva forma de comunicar directa, abierta y colaborativa.