En el ámbito institucional de las políticas públicas es posible determinar avances sustantivos en relación con la cualificación de la oferta pública, sin embargo aún debemos consolidar las instituciones nacionales especializadas y articular los diferentes niveles de gobierno para coordinar y potenciar los múltiples esfuerzos que se despliegan en el campo gubernamental dirigido al mejoramiento de las condiciones de vida de las juventudes.

En este sentido, es pertinente dotar de una perspectiva generacional al conjunto de las políticas públicas, así como enfocarlas hacia la garantía de derechos, para conformar un enfoque inclusivo y equitativo respecto de todos los grupos poblacionales.

Y, al propio tiempo, es muy relevante orientar esfuerzos para elevar el nivel técnico y político de los organismos oficiales de juventud, y favorecer así un mejor posicionamiento nacional e internacional de la coordinación interinstitucional e intersectorial de políticas integrales para la juventud.

Objetivo estratégico

Fortalecemos y ampliamos las capacidades de los Organismos Oficiales de Juventud aumentando la coordinación interinstitucional e intersectorial en los países iberoamericanos a favor de políticas integrales orientadas a jóvenes.