La innovación se entiende como la generación de productos y servicios que propician un punto de inflexión en la vida de las personas, marcando un antes y un después en la forma como se hacen las cosas. Para el OIJ es clave abordar la innovación desde un enfoque social, donde se refuerza su orientación en la generación de un cambio en la vida de las personas y la activación de nuevos modelos de gobernanza.

Los avances tecnológicos son clave en este proceso, ya que han propiciado la creación de nuevas formas de interacción entre las personas y entre estás y las organizaciones. Esto ha provocado el desarrollo de nuevas capacidades y habilidades, basadas en modelos relacionales que sustentan la idea de “estar conectado”. Entre ellas, disponen de una manera diferente de valorar la realidad social porque esta se enriquece, se acortan las distancias y los problemas parecen más cercanos.

Desde el OIJ se promoverán acciones destinadas a potenciar el rol protagónico de las personas jóvenes en la transformación de su entorno, mediante el apoyo a iniciativas de innovación social con componente tecnológico. Se fomentará el desarrollo de competencias digitales entre las personas jóvenes y se trabajará conjuntamente con los organismos oficiales de juventud para incentivar la creación de condiciones institucionales favorables para innovar.

Objetivo estratégico

Fomentar la innovación social y el uso de las tecnologías para dar respuesta a las demandas de las personas jóvenes.